Bielorrusia se prepara para nuevas protestas a medida que aumenta la presión sobre Lukashenko

Miles de personas se están reuniendo en la capital, Minsk, mientras Bielorrusia se prepara para un fin de semana de nuevas manifestaciones con la creciente presión sobre el líder Alexander Lukashenko.

Con la oposición ganando impulso después de días de protestas por la disputada votación presidencial del domingo pasado, la principal rival electoral de Lukashenko, Svetlana Tikhanovskaya, ha pedido a los partidarios que se reúnan este fin de semana nuevamente.

Step Vaessen de Al Jazeera, informando desde Minsk, dijo que los manifestantes comenzaron a reunirse cerca de la estación de metro Pushkinskaya para honrar a Alexander Taraikovsky, un manifestante de 34 años que murió allí el lunes y cuyo funeral se estaba llevando a cabo.

“Miles se han reunido aquí en la última hora. Mantuvieron un minuto de silencio. La gente está aquí en las calles por séptimo día consecutivo no solo para protestar por la violencia policial sino también por los resultados de las elecciones”, dijo.

“Están pidiendo que el presidente Lukashenko renuncie. También están pidiendo que se celebren nuevas elecciones. Hasta ahora, el gobierno no ha respondido a ninguna de sus solicitudes”.

Se planea una “Marcha por la Libertad” en el centro de Minsk el domingo, una semana después de las controvertidas elecciones que Lukashenko, de 65 años, afirma haber ganado con el 80 por ciento de los votos.

Tikhanovskaya, una novicia política de 37 años que se postuló después de que otros candidatos de la oposición, incluido su esposo, fueran encarcelados, acusa a Lukashenko de manipular la votación y ha exigido que renuncie para que se puedan celebrar nuevas elecciones.

El martes, dejó el país hacia la vecina Lituania y sus aliados dijeron que estaba bajo presión oficial.

El viernes, reapareció con el llamado a un fin de semana de “reuniones masivas pacíficas” en ciudades de todo el país.

El retador electoral de Bielorrusia, Tikhanovskaya, huye a Lituania (03:01)

También exige que las autoridades rindan cuentas por la represión policial de las protestas postelectorales en las que se detuvo a más de 6.700 personas.

Cientos de personas han resultado heridas después de que la policía utilizara balas de goma, granadas paralizantes y, en al menos un caso, rondas reales para dispersar a la multitud.

Las autoridades han confirmado dos muertes en los disturbios, incluido Taraikovsky, quien dicen que murió cuando un artefacto explosivo estalló en su mano durante una protesta, y otro hombre que murió bajo custodia luego de ser arrestado en la ciudad sureste de Gomel.

El viernes, las autoridades comenzaron a liberar a cientos de los arrestados y muchos salieron de la detención con horribles relatos de palizas y torturas.

Amnistía Internacional condenó “una campaña de tortura generalizada y otros malos tratos por parte de las autoridades bielorrusas que tienen la intención de aplastar las protestas pacíficas por cualquier medio”.

En algunas de las manifestaciones más grandes hasta el momento, miles marcharon en Minsk el viernes para denunciar la violencia policial y exigir la renuncia de Lukashenko.

En escenas de euforia en la Plaza de la Independencia en Minsk, los manifestantes abrazaron y besaron a los jóvenes soldados del Ministerio del Interior que custodiaban un edificio del gobierno y colocaron flores en sus escudos antidisturbios.

A diferencia de las escenas de detenciones violentas días antes, la policía permaneció en silencio.

El sábado, los primeros ministros de Estonia, Letonia y Lituania pidieron a Bielorrusia que realice nuevas elecciones “libres y justas”.

Se debe realizar una nueva votación “de manera transparente con la participación de observadores internacionales”, dijeron los líderes en un comunicado conjunto después de la reunión en Estonia.

El Kremlin dijo el sábado que el presidente Vladimir Putin y Lukashenko acordaron en una llamada telefónica que los “problemas” en Bielorrusia se resolverían rápidamente.

“Ambas partes expresaron su confianza en que todos los problemas que han surgido se resolverán pronto”, dijo el Kremlin en un comunicado luego de que Lukashenko dijera que necesitaba contactar a Moscú por las crecientes protestas contra su gobierno.

FUENTE:
Al Jazeera y agencias de noticias

Reply