Informe de la ONU encuentra que los migrantes enfrentan violencia por parte de funcionarios africanos

GINEBRA (AP) – Un nuevo informe de la agencia de la ONU para los refugiados sobre los migrantes que desafiaron largas y a menudo mortales rutas terrestres a Libia descubrió que funcionarios gubernamentales, como guardias fronterizos, policías y soldados, en los países africanos que cruzaron fueron responsables de casi la mitad de todos los casos de violencia física contra ellos.

El hallazgo, que seguramente aumentará los llamados a una mayor responsabilidad, se presenta en un informe el miércoles de la agencia de refugiados ACNUR y el Consejo Danés para los Refugiados. Busca relatar casos de violencia y muerte que han sido difíciles de rastrear a lo largo de las rutas a menudo desiertas hacia Libia, la plataforma de lanzamiento superior para los cruces mediterráneos hacia Europa.

El informe, titulado “‘En este viaje, a nadie le importa si vives o mueres”, también advierte que la pandemia de COVID-19, que ha llevado al cierre de las fronteras, podría hacer que esas caminatas sean aún más peligrosas a medida que los traficantes de personas intenten técnicas más arriesgadas. evadir la detección.

Basado en casi 16,000 entrevistas y datos recopilados por el Centro de Migración Mixta del consejo, el informe encontró que al menos 1,750 personas murieron en los viajes a través de África oriental y occidental en 2018 y 2019, lo que hace que la ruta terrestre sea una de las más mortales para migrantes y refugiados en el mundo.

El ACNUR dice que se cree que el conteo está muy por debajo del número real de muertes.

“Hemos aprendido informe tras informe de que hubo abusos a lo largo de esas carreteras, ya sea cometidos por las fuerzas de seguridad, o cometidos por contrabandistas y traficantes”, dijo Vincent Cochetel, Enviado Especial del ACNUR para el Mediterráneo Central. “Ahora, tenemos información mucho más detallada sobre dónde se cometen los abusos, quién los comete. Entonces nadie puede decir: “No lo sabemos”.

El informe encontró que el 47 por ciento de los incidentes de violencia física reportados por migrantes a lo largo de toda la ruta, tanto del este como del oeste, fueron causados ​​por fuerzas de seguridad, policías, militares, oficiales de inmigración y guardias fronterizos, en comparación con el 29 por ciento de los contrabandistas.

El informe divide gran parte de África al norte del ecuador en tres secciones, y presenta cuentas individuales: algunos pasaron un año detenidos en almacenes; otros enfrentaron abusos físicos por parte de traficantes para extraer pagos; algunos enfrentaron violencia sexual y de género a manos de funcionarios.

“En las rutas de África occidental que conducen a Libia, son principalmente las fuerzas de seguridad, los funcionarios de inmigración, los funcionarios fronterizos involucrados en actos de violencia sexual y de género”, dijo Cochetel en una entrevista en la sede del ACNUR. “Mientras que si observamos otro tipo de abuso físico a lo largo de las rutas, la mayoría de los perpetradores son contrabandistas, traficantes o bandas criminales asociadas con ellos”.

Los autores dicen que se necesita más trabajo para aumentar las protecciones para las personas en movimiento y proporcionar mejores alternativas legales para sus viajes, y citaron “focos de progreso”, como el arresto de algunos criminales responsables.

“Tiene que haber una responsabilidad adecuada por esos crímenes. Debe haber mecanismos de denuncia muy accesibles sobre el acceso a la justicia para las víctimas de la trata una vez que hayan llegado a un lugar seguro ”, dijo Cochetel, agregando que los países de origen, tránsito y destino deben involucrarse en eso.

Reply