La Corte Penal Internacional condena las sanciones de Estados Unidos a los funcionarios

La Corte Penal Internacional (CPI) ha condenado “sin precedentes” sanciones impuesta por Estados Unidos a la fiscal Fatou Bensouda y uno de sus principales asesores en represalia por un problema relacionado con presuntos crímenes de guerra en Afganistán.

El tribunal con sede en La Haya dijo que las sanciones anunciadas por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, contra Bensouda y otro alto funcionario, Phakiso Mochochoko, eran “ataques graves” contra el estado de derecho.

Pompeo anunció los movimientos el miércoles, diciendo que “la CPI continúa apuntando a los estadounidenses”.

La CPI dijo en un comunicado que las nuevas medidas “son otro intento de interferir con la independencia judicial y fiscal de la Corte y el trabajo crucial para abordar los graves crímenes que preocupan a la comunidad internacional”.

Las sanciones incluyen una congelación de activos mantenidos en los EE. UU. O sujetos a la ley de EE. UU. Y tienen como objetivo a Bensouda y al jefe de jurisdicción del tribunal, Mochochoko.

Pompeo también dijo que las personas y entidades que continúen apoyando materialmente a Bensouda y Mochochoko también se arriesgarían a exponerse a sanciones.

“No toleraremos sus intentos ilegítimos de someter a los estadounidenses a su jurisdicción”, dijo Pompeo.

¿Por qué Estados Unidos apunta a la Corte Penal Internacional? | Empieza aqui

El tribunal de crímenes de guerra dijo que “sigue apoyando firmemente a su personal y su misión de luchar contra la impunidad por los crímenes más graves del mundo”.

La CPI continuará su investigación sobre posibles crímenes de guerra por parte de Estados Unidos y sus aliados en Afganistán.

El Departamento de Estado también restringió la emisión de visas para las personas que Pompeo dijo que estaban involucradas en los esfuerzos del tribunal para investigar al personal estadounidense, aunque no nombró a los afectados.

Los países miembros de la Corte Penal Internacional atacaron las sanciones “inaceptables”.

“Rechazo enérgicamente medidas tan inaceptables y sin precedentes contra una organización internacional basada en tratados”, dijo O-Gon Kwon, presidente de la Asamblea de Estados Partes de la CPI.

Pompeo

Pompeo dice que la medida es parte del rechazo de la administración contra la corte mundial por las investigaciones sobre Estados Unidos y sus aliados. [Nicholas Kamm/Pool via Reuters]

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, estaba preocupado por el anuncio de Pompeo, dijo a la prensa el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Dujarric dijo que “confiamos en que cualquier restricción que se adopte contra las personas se implementará de manera consistente” con un acuerdo de hace décadas con las Naciones Unidas para albergar la sede del organismo mundial en Nueva York.

El tribunal dio luz verde a Bensouda en marzo para investigar si los talibanes, el ejército afgano y las fuerzas estadounidenses cometieron crímenes de guerra en Afganistán.

Los Estados Unidos revocó el de Bensouda visa de entrada el año pasado en respuesta a la posible investigación de Afganistán. Pero en virtud de un acuerdo entre la ONU y Washington, aún podía viajar regularmente a Nueva York para informar al Consejo de Seguridad de la ONU sobre los casos que había remitido al tribunal de La Haya.

Los grupos de derechos humanos condenaron inmediatamente las designaciones de Estados Unidos.

Richard Dicker, director de justicia internacional de Human Rights Watch, dijo que era una “perversión asombrosa de las sanciones estadounidenses”.

“La administración Trump ha tergiversado estas sanciones para obstruir la justicia, no solo para ciertas víctimas de crímenes de guerra, sino para las víctimas de atrocidades en cualquier lugar que busquen justicia en la Corte Penal Internacional”, dijo.

FUENTE:
Al Jazeera y agencias de noticias

Reply