‘Tortura generalizada’ contra manifestantes bielorrusos

Los médicos brindan tratamiento médico a las personas que, según los informes, fueron torturadas y golpeadas por la policía

Derechos de autor de la imagen
EPA

Captura de imagen

Los detenidos liberados el viernes recibieron tratamiento médico fuera del centro de detención de Minsk.

La principal figura de la oposición de Bielorrusia, Svetlana Tikhanovskaya, ha pedido el fin de la violencia contra los manifestantes, al tiempo que insta a más manifestaciones este fin de semana.

Los detenidos liberados han dado detalles de las palizas recibidas durante los días bajo custodia que, según Amnistía Internacional, sugerían una “tortura generalizada”.

Detenida ella misma durante siete horas después de la disputada votación presidencial del domingo, la Sra. Tikhanovskaya ha huido a Lituania.

Con la UE reflexionando sobre nuevas sanciones, Bielorrusia prometió liberar a todos los detenidos.

Unos 6.700 han sido detenidos desde que estallaron las protestas el domingo por la noche. Al menos dos personas han muerto y muchas más han resultado heridas.

Bielorrusia está presenciando un sexto día de protestas desde la votación presidencial, rechazadas por la UE y Estados Unidos como ni libres ni justas. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha respaldado nuevas sanciones “contra quienes violaron los valores democráticos o abusaron de los derechos humanos”.

Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994, fue declarado vencedor por las autoridades electorales, pero los partidarios de Tikhanovskaya insisten en que ganó.

En su primera declaración desde hace días, la principal candidata de la oposición dijo que donde los votos se habían contado adecuadamente, había ganado apoyos que iban del 60% al 70%, en lugar del 10% que le había dado el comité electoral.

Derechos de autor de la imagen
Youtube / Tikhanovskaya

Captura de imagen

Svetlana Tikhanovskaya acusó a las autoridades de llevar a cabo una “masacre”

Al pedir a los alcaldes de Bielorrusia que organicen “reuniones masivas pacíficas” el sábado y el domingo, la Sra. Tikhanovskaya dijo: “Los bielorrusos nunca más querrán vivir con el gobierno anterior. La mayoría no cree en su victoria”.

‘Cámaras de tortura’

La BBC ha hablado con varias personas, incluidos adolescentes, que han descrito haber sido golpeadas.

“Golpeaban a la gente ferozmente, con impunidad, y arrestaban a cualquiera. Nos obligaron a permanecer de pie en el patio toda la noche. Podíamos escuchar a las mujeres golpear. No entiendo esa crueldad”, dijo un hombre mientras mostraba a la BBC su moretones

Captura de imagen

Cuando se permitió a los detenidos salir del famoso centro de detención de Okrestina, revelaron sus heridas.

En un comunicado emitido por la televisión estatal, la presidenta del Senado, Natalya Kochanova, dijo que el presidente había ordenado una investigación sobre la detención masiva de manifestantes y que más de 1.000 habían sido liberados.

Todos los detenidos restantes debían ser liberados el viernes por la mañana, dijo el viceministro del Interior, Alexander Barsukov, aunque negó que se hubiera abusado de los prisioneros.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Captura de imagen

Familiares y amigos de los detenidos esperan fuera del centro de detención de Okrestina en Minsk

Los prisioneros liberados compartieron imágenes en la aplicación de mensajería Nexta que mostraban sus cuerpos magullados e hinchados, incluidas las lesiones en la espalda y las nalgas que, según ellos, fueron causadas por la policía.

Amnistía Internacional dijo que los detenidos describieron cómo los desnudaron, golpearon y amenazaron con violarlos.

“Los ex detenidos nos dijeron que los centros de detención se han convertido en cámaras de tortura, donde los manifestantes son obligados a tumbarse en el suelo mientras la policía los patea y golpea con porras”, dijo Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa del Este y Asia Central.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Captura de imagen

Los centros de detención “se han convertido en cámaras de tortura”, dijo Amnistía Internacional.

En un audio compartido por un periodista de la BBC, se podían escuchar gritos desde el interior del centro de detención de Okrestina en la capital, Minsk.

Entre los testimonios de los detenidos liberados, la periodista Nikita Telizhenko publicó un relato desgarrador de tres días en prisión para el sitio web de noticias ruso Znak.com.

Describió a personas tendidas en el suelo de un centro de detención, apiladas unas encima de otras, en un charco de sangre y excrementos. No se les permitió usar el baño durante horas o incluso cambiar de posición.

Un grupo de cinco expertos en derechos humanos de la ONU dijo que las fuerzas de seguridad habían respondido a las protestas pacíficas con el uso frecuente de fuerza excesiva, innecesaria e indiscriminada.

“Las autoridades sólo parecen interesadas en dispersar rápidamente las protestas y arrestar a la mayor cantidad de personas posible”, dijeron en un comunicado conjunto.

¿Qué hará la UE?

Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE se reunirán el viernes para considerar posibles sanciones a Bielorrusia debido a la represión. El bloque ha impuesto sanciones antes, pero las suavizó hace varios años cuando el presidente Lukashenko liberó a otros detenidos.

El primer ministro checo, Andrej Babis, dijo que deberían imponerse sanciones “hasta que se celebren elecciones libres y transparentes en Bielorrusia con la participación de observadores internacionales”. Dijo que tenía el apoyo de Mateusz Morawiecki de Polonia, quien dijo que presentaría un plan de “solidaridad con Bielorrusia” el viernes en el parlamento polaco.

La UE ya ha descartado el voto presidencial como “ni libre ni justo”, una evaluación respaldada por el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. El presidente de Lituania ha dicho que Lukashenko ya no es el líder legítimo de Bielorrusia.

Antes de la reunión de emergencia de la UE, el ministro del Interior de Bielorrusia, Yuri Karayev, dijo que asumía la responsabilidad de las personas que resultaron heridas durante las protestas y que quería disculparse con los que quedaron atrapados en la violencia. El canciller Vladimir Makei dijo que su país estaba listo para conversaciones “constructivas y objetivas” con otros países.

Derechos de autor de la imagen
EPA

Captura de imagen

Las protestas continuaron por quinto día el jueves

Los observadores dijeron que las declaraciones oficiales y la liberación de los prisioneros sugerían un enfoque más conciliador tras la indignación pública y la condena internacional por la respuesta policial.

Más sobre las protestas en Bielorrusia

Cómo continúan las protestas

Los bielorrusos volvieron a las calles de varias ciudades el viernes, para un sexto día de protestas desde las elecciones del domingo. Las imágenes transmitidas por la aplicación de mensajería Nexta el jueves por la noche mostraron a los manifestantes gritando “salgan”.

En la ciudad occidental de Grodno, los trabajadores se congregaron frente a una oficina de administración, exigiendo nuevas elecciones, y los trabajadores del automóvil se reunieron en grandes cantidades en la planta de Maz en Minsk.

Derechos de autor de la imagen
Reuters

Captura de imagen

Estos trabajadores de la empresa Azot en Grodno se unieron a una protesta el viernes

Se han informado varias huelgas en fábricas estatales. Se vio a cientos de empleados caminando por el fabricante de camiones Belaz en Zhodino, al noreste de la capital. Lukashenko condenó los “intentos de enardecer a los trabajadores”, en declaraciones informadas por la agencia de noticias Belta el viernes.

Mientras tanto, el director del club de fútbol más importante de Bielorrusia, Bate Borisov, arrojó simbólicamente su viejo uniforme de policía a la basura. En una publicación de Instagram, Mikhail Zaleuski dijo que ya no podía soportar ver a “personas con porras tomando la ley en sus propias manos y la ilegalidad del poder”.

Los manifestantes continuaron formando “cadenas de solidaridad” y llevaron flores en varias ciudades para oponerse a la brutalidad policial.

La figura de la oposición Maria Kolesnikova se unió a miles de mujeres manifestantes en Minsk el jueves. Fue una de las tres mujeres que unieron sus recursos para encabezar la oposición.

La Sra. Tikhanovskaya, de 37 años, era una madre que se quedaba en casa hasta que ingresó a la carrera después de que arrestaron a su esposo y le impidieron registrarse para votar.

Se convirtió en el desafío de oposición más duro de Lukashenko en años, liderando grandes manifestaciones durante la campaña electoral.

Reply